El picor, una señal de que algo no funciona bien

El picor, una señal de que algo no funciona bien 1


El picor en el cuerpo, también conocido como prurito, puede indicar patologías internas que, en la mayoría de ocasiones, se asocia con enfermedades de la piel. La realidad es que un 90% de picores se producen por afecciones cutáneas mientras que un 10% ocurren por problemas internos.

El prurito se produce por la excitación de terminaciones nerviosas ante distintos estímulos que se transmiten hacia el sistema nervioso central. En casos de picor, se aconseja evitar acciones que induzcan el prurito, como baños o duchas muy calientes, ropa que produzca fricción y estimulantes como el café.

Qué procesos pueden provocar picor

El picor en la piel puede ser un síntoma banal (estrés) o bien esconder una enfermedad grave. Se puede presentar por picaduras de insectos, quemaduras solares y enfermedades dermatológicas más o menos graves. Algunas infecciones cutáneas: pie de atleta, sarna o piojos, así como la irritación por contacto con productos químicos o plantas también genera picor.

Son muy numerosas las causas que provocan el picor, pues a las comentadas se les suman, en ocasiones, algunas reacciones a medicamentos, el roce, el calor, el contacto con el agua, algunos trastornos metabólicos e incluso factores psíquicos.

Picor generalizado: cuando la causa es el estrés

Si existen picores en zonas específicas del cuerpo, la razón que explica este malestar puede estar bien definida. En cambio, si lo que se sufre es picor generalizado, lo que suele estar tras esta afección es el estrés. En cualquier caso, el picor o prurito generalizado es una señal inequívoca de que algo no va bien en el organismo.

El organismo utiliza esta señal para expresar la sensación de estrés. Ante situaciones de estrés emocional, el cuerpo produce ciertas sustancias que causan un aumento de la sensibilidad de las fibras nerviosas, lo que se traduce en una sensación de picor.

Para aliviar el picor se puede recurrir a técnicas de relajación y sustancias o medicamentos ansiolíticos, siempre bajo consejo médico. En los casos en los que el picor esté causado por algún agente físico o de salud no mental, una buena opción pasa por Atoderm SOS Spray, que se muestra como una solución efectiva para calmar el picor frecuente en pieles irritadas, secas y atópicas. También lo pueden utilizar personas con psoriasis, xerosis Senil o urticaria crónica.

El picor, una señal de que algo no funciona bien 1

El Atoderm SOS Spray puede utilizarlo toda la familia y es válido en cualquier área corporal, incluso en el rostro. Se debe aplicar sobre la piel limpia y ofrece alivio inmediato en 60 segundos y durante 6 horas, hidratación duradera y protección intensiva frente a los agentes que causan el prurito.

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios