Conociendo la medicina homeopática

Conociendo la medicina homeopática 1


Seguro que en muchas ocasiones has oído hablar de la homeopatía como un método alternativo de curación a la medicina tradicional. Aunque no es considerada como ciencia, la medicina homeopática cada vez está teniendo un mayor número de seguidores, puesto que suele ser muy efectiva y apenas tiene efectos secundarios en el organismo. No se trata de un concepto nuevo, puesto que empezó a acuñarse a finales del siglo XVIII, aunque sí es cierto que es ahora cuando la homeopatía se está asentando con más fuerza en la sociedad.

¿Qué es la medicina homeopática?

Para poder entender el concepto de medicina homeopática tenemos que remontarnos al año 1796, fecha en la que surgió por primera vez este término. Este sistema alternativo medicinal comenzó a utilizarse a finales del siglo XVIII gracias a los estudios que llevó a cabo el médico y químico alemán Samuel Hahnemann. Según este experto, para poder crear la medicina homeopática dejó a un lado los placebos y se basó en un concepto de similitud. Lo que queremos decir con esto es que Hahnemann estaba convencido de que una sustancia cualquiera. si había tenido efectos negativos en una persona sana podría provocar lo similar en un enfermo.

Es decir, se trata de un tipo de medicina que se crea a partir de la constatación experimental, que no es otra cosa que la propia similitud. Desde entonces la homeopatía ha formado parte de las técnicas medicinales alternativas de todo el mundo, haciendo gala de sus propios medicamentos o fármacos. De hecho, en la actualidad alrededor de 300.000 médicos son especialistas en homeopatía y casi 400 millones de personas han probado, en alguna ocasión, este sistema medicinal alternativo.

Los medicamentos homeopáticos

La medicina homeopática cuenta con sus propias medicamentos, siendo por ello que hoy en día existen tiendas y farmacias especializadas en ofrecer este tipo de productos. Los fármacos de la medicina homeopática difieren bastante de los tradicionales placebos, sobre todo por su proceso de fabricación. En dicho proceso se llevan a cabo dos fases claramente diferencias: la dilución y la agitación.

-          Dilución: es el proceso por el que la sustancia se diluye en alcohol o agua destilada.

-          Agitación: segunda fase en la que se agita con fuerza y durante un tiempo determinado la dilución anteriormente citada. Es una agitación en serie.

Todos los medicamentos homeopáticos se elaboran de esta manera y se han vuelto muy populares debido a sus particulares características que no afectan al organismo del ser humano.

Características principales de los medicamentos homeopáticos

Entre las muchas características que conocemos sobre los medicamentos homeopáticos debemos destacar que son fármacos que cuentan con muy poca toxicidad, por lo que no suelen ser perjudiciales para quienes los consumen. Además, hay que tener en cuenta que apenas tienen efectos secundarios y su principal función es estimular el organismo para que se fortalezca y pueda hacer frente a la enfermedad padecida.

Son medicamentos seguros, por lo que podremos tomarlos sin problemas y se pueden combinar en todo momento con otros fármacos o tratamientos. Cabe destacar que ni siquiera las mujeres embarazadas o los niños se enfrentan a riesgos si los toman. Esta es una de las grandes características de estos medicamentos, que se abren a su consumo por parte de todo tipo de individuos sin generar ningún tipo de preocupación.

Los medicamentos homeopáticos se utilizan como tratamiento global debido a que activan el organismo por completo. Los especialistas en homeopatía se ocupan de diagnosticar la enfermedad, conocer la reacción que puede tener una persona ante la misma y posteriormente, prescribir el medicamento que más encaje en su situación para mejorar el estado del paciente.

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios