Terapia de ozono rejuvenecedora

Una de las tantas formas de ayudar a que el cuerpo y la piel luzcan más jóvenes es a través de la terapia de ozono, muy favorecedora y con pocas contraindicaciones.

Dado que la concentración de oxígeno en la sangre es indicadora de juventud y tejidos sanos, a través de la ozonoterapia se puede aumentar esa concentración.

Para ello, se coloca al paciente en una cápsula aerodinámica con alta presión de ozono. Éste ingresa al cuerpo por vía transdérmica, y logra mejorar hasta un 98% el metabolismo celular, frenando el envejecimiento biológico.

Algunas de las condiciones que mejoran notablemente con la terapia de ozono son la celulitis, el acné, la foliculitis, la dermatitis tópica y enfermedades micóticas.

Además, la piel mejora en su textura y presenta un aspecto más joven, por sus efectos antioxidantes y de regeneración de tejidos.

Vía: En Plenitud

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios