Ritifobia: el miedo incontrolable a las arrugas

Ritifobia: el miedo incontrolable a las arrugas 1

Fobias las hay de todo tipo. Sin embargo, en los últimos días se está instaurando una fobia que llama muchísimo la atención, debido a lo que la fundamenta: el temor incontrolable a las arrugas.

Creo que toda mujer, aunque sea mínimamente, le tiene un poco de miedo a las arrugas y demás signos de envejecimiento que van manifestándose en nuestra piel con el correr de los años; es que a cualquier persona no le gusta la idea de pensar que ya no tiene la piel bella que tenía cuando era un adolescente, es decir, no le gusta pensar que está envejeciendo. Sin embargo, existen personas donde este miedo se potencia y llega a convertirse en incontrolable, poniendo a la persona en situaciones poco tranquilas. Es que la fobia a las arrugas hoy en día es muy común.

La ritifobia se ubica junto a la gerofobia, que se refiere al miedo al envejecimiento. No podemos negar que las arrugas, tarde o temprano, se presentan en nuestra piel, y ello no debe convertirse en una fobia en nuestra vida. Es importante aceptar que las arrugas, como así también otros signos como las manchas, son síntomas del envejecimiento, y debemos tomarlos como las marcas de nuestra vida, terminando por aceptar estos signos como algo bueno. Tú debes ser capaz de controlar tu mente y decirle basta al pánico a las arrugas. Te recomendaré algunos remedios o consejos que puedes implementar para quitar esta fobia de tu vida.

Consejos

Si sufres de ritifobia ¡ten calma! Te indicaré algunos consejos básicos para combatir esta fobia que cada día más personas sufren:

  • El paso más importante: recurre a un especialista en psicología; el mejor que cualquier otra persona te podrá ayudar a aliviar tu fobia a las arrugas; verás que con el paso del tiempo, la fobia desaparecerá de tu vida y podrás aceptar con tranquilidad las arrugas y demás signos de envejecimiento.
  • Acepta las arrugas, ya que son algo normal que se presenta como un signo de nuestra lucha en la vida.
  • Cuida tu piel con anticipación, para que no tengas que sufrir luego la presencia de muchas arrugas: lleva a cabo una alimentación sana, evita la exposición al sol en horas indebidas, usa cremas diariamente que hidrante tu piel.
  • Bebe agua abundante cada día, ya que esto ayuda a hidratar la piel y evitar que las arrugas se presenten, como así también ayuda a quitarlas de la piel.
  • Piensa siempre en positivo y quita de tu vida las energías negativas que sólo te ponen en situaciones angustiosas.
  • Acepta que eres una mujer real y que las arrugas son parte de ti. 
Compartir en Google Plus

Acerca de Gisella Zarza

Estudiante de Cs. de la Comunicación, adeudo tesis. Interesada en las redes sociales, el mundo de la moda y la música. Mejorar la sociedad con el poder de las redes sociales y ofrecer información exacta a cada persona.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios