Strobing, la técnica de maquillaje que iluminará tu rostro

Strobing, la técnica de maquillaje que iluminará tu rostro 2


La técnica de maquillaje estrella de tan solo hace unos meses era el contouring; esa que popularizó Kim Kardashian y que todas estábamos locas por probar y lucir públicamente. Sin embargo, las tendencias en la moda y el maquillaje cambian rápidamente, así que ahora tenemos que decantarnos por el strobing, que se trata de una técnica que viene a ser opuesta al contouring, la cual consiste en usar una base de maquillaje más oscura que nuestro tono de piel con el objetivo de esculpir las facciones. En el strobing, sin embargo, el producto estrella es el iluminador. El objetivo primordial del strobing es conseguir lucir una piel radiante y luminosa mediante la iluminación de determinas partes del rostro como la frente, la nariz, la barbilla y los pómulos, básicamente, pero sin modificar nuestros rasgos faciales. Asimismo, esta técnica sigue la línea del maquillaje natural, que cada tiene más seguidoras, pues se trata de un modo más sutil de conseguir captar la luz sin tantos contrastes.

Strobing, la técnica de maquillaje que iluminará tu rostro 1

Una piel bien limpia e hidratada es la base para conseguir que el strobing funcione, pues de esta manera se conseguirá que el rostro brille de manera natural. Se trata de una técnica ideal para el verano, así que ve aprendiendo a desarrollarla como si fueras una maquilladora profesional:

  • Escoge un iluminador líquido en vez de uno en crema, pues el resultado será más brillante.
  • Hidrata tu piel con productos naturales y lleva una alimentación rica en fibra y agua para que tu rostro luzca más brillante naturalmente.
  • Aplica una prebase alisadora de poros y después una base con el objetivo de igualar el tono de piel (es mejor usar una ligera y traslúcida en vez de bases mate o polvos compactos).
  • Aplica el corrector debajo de los ojos, en los laterales de la nariz y en la barbilla para comenzar a  preparar las zonas a iluminar.
  • Aplica un iluminador con un poco de brillo sobre las zonas altas del rostro donde la luz pueda reflejarse y destacar de un modo natural.
  • Evita utilizar brillos de aspecto pesado o metálico, sino que debe parecer traslúcido. Tampoco uses brochas densas, pues la idea es difuminar el producto con los propios dedos (o una brocha lengua de gato).
  • Aplica un colorete en crema para conseguir un aspecto luminoso y suave.
  • Aplica rímel y maquilla tus labios con tonos naturales y texturas brillo.
Compartir en Google Plus

Acerca de Pastora Vega

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios