Maquillaje para Halloween: muñeca macabra

Aprenderemos hoy a realizar otro maquillaje teatral, pensando en las celebraciones de Halloween que podrías tener durante el próximo fin de semana, para que luzcas diferente gracias al maquillaje, en este caso aprenderemos a realizar un maquillaje de muñeca macabra.

Para este maquillaje, se han utilizado algunos elementos de efectos especiales como piel falsa o lentes de contacto, que no son costosos ni difíciles de conseguir en tiendas de disfraces, pero en cualquier caso, puedes evitarlos y aún así el maquillaje sigue siendo genial, sí es recomendable acompañarlo con un atuendo acorde y una peluca si tu cabello natural no es de un rojizo tan intenso como el de nuestra protagonista de hoy.

Comienza aplicando una base en polvo de color claro, puedes optar por una cremosa si te resulta mejor, pero en cualquier caso aplica algo de polvo para matificar y dar un efecto de “rostro de muñeca”.

Utilizarás unas pestañas postizas algo exageradas, aplica con pincel en el párpado superior lápiz blanco y luego sombra en crema blanca. Comienza a marcar la cuenca del ojo con pincel y sombra color azul turquesa. En este caso, además, la artista ha borrado sus propias cejas utilizando base del mismo tono que su piel, por ello ha maquilado el cuenco hasta la propia ceja, y se ha dibujado unas más arriba con lápiz blanco.

Acentúa más el cuenco del ojo con sombra negra, pero difuminando bien cada corte de color.

Dibuja las cejas artificiales con eyeliner negro bien fino. Aplica además siguiendo la línea de pestañas superiores, e intensifica la profundidad del ojo con el mismo producto, para un look más artificial como de muñeca, se ha aplicado purpurina turquesa sobre la parte sombreada de este color. Vuelve a difuminar. Pega unas pestañas postizas de buen tamaño en la línea de pestañas superiores.

Maquilla ahora la línea de agua con lápiz blanco para realzar más el contraste de colores. Haz una línea gruesa en este color, siguiendo la línea de pestañas inferiores. Maquilla tus mejillas con colorete en un tono subido, y realiza con eyeliner negro y pincel fino unas pequeñas pecas.

Entretanto, aplica en la zona de la ojera la piel artificial, que se aplica con pincel como si fuera cola, que luego se seca y se puede despegar, dando el aspecto de colgajos de piel. Despega un poco la falsa piel y rellena el hueco con sombra color granate intenso. Completa con un poco de algún producto que dé un efecto más gloss, para que parezca sanguinolento, puede ser gloss de labios. Aplica las pestañas postizas para disimular el corte entre esta área y la piel falsa. También con gloss rojo y pincel, haz un efecto chorreado.

Maquilla tu boca con base de maquillaje del tono de la piel, para dibujar una boca más pequeña con gloss rojo y pincel, como de muñeca. En este caso, se aplicaron unos cristales de maquillaje que se pegan al rostro para simular unas lágrimas. Luego, se dieron unos toques más intensos de la base pálida en la zona del mentón, punta de la nariz y bajo los pómulos, para realzar el aspecto porcelana.

Se completó este trabajo, finalmente, con unos lentes de contacto blancuzcos. No es una tarea fácil, pero si practicas un poquito tendrás un resultado genial.

Vía: YouTube

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios