La neurocosmética: la belleza inteligente

La neurocosmética: la belleza inteligente

Cada vez más la ciencia descubre la íntima relación entre la piel y el sistema nervioso: no sólo en el sentido del tacto, sino además hormonas, neurotransmisores y receptores.

Por ello la neurocosmética se basa en estos saberes para acentuar lo que cualquier producto de belleza o maquillaje debe lograr en nosotras: que no sintamos de maravillas.

Olores, colores, texturas, sabores e incluso sonidos se introducen en este campo de la neurocosmética para que el producto pueda activar las endorfinas y actuar como un desencadenante de bienestar.

Claro está que si nos relajamos y nos sentimos mejor, nuestra piel es más lozana, nuestra sonrisa más plena, brilla todo nuestro ser: estamos mucho más bonitas.


Por ello, elegir productos de la neurocosmética no sólo hace que podamos embellecernos como con cualquiera de los convencionales, sino que además nos energiza, nos relaja y saca hacia afuera lo mejor de nosotras.

Entre las firmas que ofrecen este tipo de cosméticos, encontramos a Lancôme que presenta su línea Hydrazen con un relajante de la piel estresada que reestablece su equilibrio, Kenzo propone Kenzoki cuyas fórmulas otorgan energía, euforia y relax y Dior con la fragancia Sweet Sun que reproduce la sensación tan reconfortante de tomar sol.

Vía: Guapadicta

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios