La microdermoabrasión o como generar una nueva piel

La microdermoabrasión o como generar una nueva piel

La dermatología pone a nuestro alcance herramientas cada vez más eficaces en la lucha contra las imperfecciones de la piel, como arrugas, manchas y cicactrices o secuelas de acné.

Entre ellas, se destaca la microdermoabrasión, que es un procedimiento con resultados similares a los de un peeling, pero actúa en mayor profundidad y sin ser tan agresivo. En definitiva, lo que hace es acelerar el proceso de renovación celular.

Se utilizan cristales de óxido de aluminio para barrer esas capas de células muertas. Se trabaja con succión, que cuanto más fuerte es, más profundo el resultado. Incluso hay una técnica que apela a un cabezal de diamante que no deja ningún resto de residuos del cristal en la piel.

El resultado es inmediato: los comedones – puntos negros – se aflojan al punto de que se eliminan fácilmente; las cicatrices o estrías si lo utilizamos en otra parte del cuerpo se atenúan; los poros dilatados y líneas de expresión se suavizan; se aclaran las manchas; la piel se oxigena por la mayor llegada de la sangre.

Hay que tener en cuenta que son necesarias al menos cinco sesiones para obtener resultados, pero que luego de las mismas podemos volver a la actividad inmediatamente. Se realiza un tratamiento previo con cremas con retinoides, y se debe evitar el sol por completo hasta terminar todo el tratamiento.

Vía: Nueva Dermatología

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios