Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies.
Elegir la tonalidad de rubio acertada

Elegir la tonalidad de rubio acertada

Es el color más elegido entre quienes deciden cambiar de color de pelo. Ser rubia es un objetivo para muchas mujeres, casi todas lo son o se acercan a serlo en algún momento de sus vidas. Es un color de pelo que da un aspecto juvenil, es sensual y existe el mito de que “los hombres las prefieren rubias”.

Si te has decidido a cambiar de color de pelo y volverte rubia, debes saber que no todos los tonos rubios son iguales. Es así que hay que distinguir entre dorado, cobrizo, ceniza, platinado, castaño claro, y encontrar el color que más favorezca a cada mujer, de acuerdo a sus características particulares, para elegir el color de rubio.

El primer punto es que no hay que aclarar más de tres tonalidades respecto a tu color natural. Conviene aclarar el pelo de a poco, antes que un cambio de look radical. Las pieles más oscuras o muy bronceadas del verano deben optar por los rubios más oscuros: castaños claro, avellana o miel. Se puede tener una base castaño claro y agregar unas mechas miel si tienes ojos oscuros o doradas si son claros.

Los castaños muy claros, avellanas y tonos miel son ideales para pieles oscuras o muy bronceadas en verano. A una base castaña clara agrégale unas mechas color miel si tus ojos son oscuros, o doradas si son claros, también rubio claro o doradas quedan geniales si tienes ojos azules o verdes.

La piel de tonalidad intermedia, con luces rosas o melocotón, son buena base para un rubio cobrizo. Las mujeres de ojos oscuros quedan muy bien con un cobrizo con toques dorados para suavizar sus facciones. En cambio, las pieles blancas son las únicas que pueden tolerar un rubio muy claro.

Pero en las pieles extremadamente blancas, lechosas, no hay que optar por un platinado, es mejor contrastar con un rubio dorado que da mejor contraste, también rubio ceniza o arena.

El rubio platinado es solamente para las más audaces, es difícil predecir a quienes les queda bien, aunque las hay y logran un look de alto impacto.

De todas formas, es conveniente comenzar a aclarar el pelo poco a poco, y llegar al rubio en dos o tres visitas al estilista, para acostumbrar el pelo y para que el cambio no sea tan radical en tu look.

Vía: Mujer de Elite

 

Si te ha gustado compártela con tus amigos

Anímate y déjanos tu comentario