Alisado permanente del cabello: mitos y verdades

Alisado permanente del cabello: mitos y verdades 1

En nuestro sitio buscamos siempre informarte con la verdad y de la mejor manera posible, ya que tú como cualquier mujer merece estar siempre guapa, a la moda y actualizada de todas las tendencias. Por ello hemos abordado algunas temáticas en particular derribando mitos y estableciendo verdades, como por ejemplo de los alimentos lights, del desayuno, y otros aspectos que, en conjunto, deben tenerse en cuenta para cuidar de nuestra salud y belleza. Hoy nos vamos a dedicar a aclarar todas tus dudas con respecto al alisado del cabello.

Muchas mujeres recurren al alisado permanente porque piensan que, realmente, este tratamiento les permite obtener una cabellera liza para siempre, pero eso no es así; el alisado permanente dura sólo entre tres o seis meses, dependiendo del cuidado que se le brinda al cabello y el tipo de pelo de quien lo recibe. No te dejes engañar: este tratamiento sólo dura unos meses, jamás será efectivo para siempre.

Otro mito sostiene que debes lavar muy pocas veces tu cabello si quieres que el alisado permanezca; eso también es un error. Si bien es cierto que debes esperar entre unos tres o cinco días para lavar tu cabello luego del alisado permanente, al pasar dicho tiempo puedes lavar tu cabello con normalidad, sin problemas. El alisado no se irá por el hecho de que laves la cabellera.

Se piensa que el alisado puede recibirlo cualquier tipo de cabello, y ello no es un mito, es verdaderamente cierto; aunque tengas un cabello repleto de frizz, con ondas, rulos o liso, podrás recibir el alisado permanente. Asimismo, es una verdad que el tratamiento da los mismos resultados a cualquier tipo de cabello, sin hacer diferencias. Pero existe un mito que sostiene que los cabellos teñidos no pueden recibir el alisado, lo que es un error porque estos tratamientos se realizan con productos especiales que hidratan y cuidan el cabello, incluso el más dañado ya sea por tinturas, planchita u otros factores.

Una gran verdad de este tratamiento es que jamás debes implementarlo si estás embarazada, ya que los productos que se utilizan para realizar el alisado pueden ser tóxicos para el bebé.

Es cierto que este tratamiento no debe implementarse muy seguidamente, ya que puede ser muy perjudicial para el cabello mismo; con que lo recibas una vez cada seis meses bastará para tener un buen cabello, saludable y sin problemas.

¿Conocías todos los mitos y verdades que existen con respecto al alisado permanente? Si quieres saber más sobre mitos y verdades, echa un vistazo a nuestra publicación sobre los mitos del champú.

Compartir en Google Plus

Acerca de Gisella Zarza

Estudiante de Cs. de la Comunicación, adeudo tesis. Interesada en las redes sociales, el mundo de la moda y la música. Mejorar la sociedad con el poder de las redes sociales y ofrecer información exacta a cada persona.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios